Por P. Francisco Javier Flores

El Instituto de Filosofía invitó a formadores y formadoras  a un curso los días 19 y 20 de febrero, de 9:00 am a 2:00 pm. La ponente invitada fue la psicóloga Celia Rose Lynn de Juan Díaz, con 29 años de experiencia trabajando con personas de la vida consagrada. Hubo muy buena concurrencia en los talleres, asistieron formadores, formadoras, sacerdotes religiosos y diocesanos, muchas religiosas y algunos laicos. El objetivo de los talleres se centró en dar herramientas para que los asistentes puedan identificar y prevenir cualquier tipo de abuso.

Algunos de los temas que impartió la Lic. Celia fueron los siguientes:

  • Pederastia: enfermedad y delito. Se habló de la necesidad de no olvidar que estamos tratando con personas. Por eso, tanto la víctima como el victimario necesitan de un tratamiento profesional, médico y concienzudo para que el uno sane sus heridas y el otro pueda erradicar su enfermedad y vivir una vida sin dañar a nadie más.
  • Ambientes seguros: los ambientes seguros son las “condiciones que rodean a un ser vivo que le dan seguridad”. Como formadores tenemos la responsabilidad de crear estos ambientes para nuestros formandos o estudiantes. Es importante saber que el abusador, por lo general, es alguien familiar y muy conocido, alguien que es socialmente ágil, encantador, que no pone límites y que siempre quiere estar con los niños. A ellos se les tiene que confrontar, corregir y denunciarlos.
  • Necesidad de capacitación: Es importante elegir a una persona y capacitarla para que maneje estos casos, además que se debe trabajar en equipo con profesionales tales como un psicólogo, psiquiatra, abogado, etc.
  • Límites en relación con los adultos: el objetivo de poner límites es para vivir más armoniosamente.
  • El uso de los medios electrónicos y redes sociales: normalmente no existen los límites en el uso de estos medios de comunicación y todas las personas tienen acceso a ellos las 24 horas del día para cualquier tema. A través de estos medios puede suceder distintos tipos de abuso.

Finalmente, la Lic. Celia de Juan nos compartió una guías de apoyo al agresor:

o   Parar las conductas abusivas.

o   Enfrentar al abusador con evidencias concretas.

o   Estar preparados para la negación.

o   Se le suspenderá, se le dirá la gravedad de sus acciones, se le pedirá que lleve un proceso de tratamiento, se asignará un lugar de contención.

o   Se le informará sobre los procesos legales.

o   Asignar a una persona para este acompañamiento.

o   Informarle al abusador sobre el avance del proceso.

o   Estar conscientes de que se trata de un persona enferma.

Por la tarde del día 20 de febrero, de 3:00pm a 7:00pm, se realizó un taller dirigido a los formandos del Instituto de Filosofía y formandas del INTER y el público en general. Fue muy grato recibir a un número considerable de laicos, señal que como Iglesia estamos atentos a los signos de los tiempos. Este taller estuvo muy concurrido, al grado que el auditorio se vio rebasado por la afluencia de tantas personas. El taller lo impartió Francisco Chacón Poblete, miembro del equipo de formación de la Arquidiócesis de Santiago, Chile.  El tema de su taller fue: “PROMOCIÓN DE AMBIENTES SANOS EN LA ACCIÓN PASTORAL.” Su llamada, en general, fue hacer conciencia para que se previnieran futuros abusos a menores y a personas vulnerables.

Estos talleres se llevaron a cabo para estar en la misma línea con la Iglesia Universal, puesto que el Papa Francisco convocó una reunión con los presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo del 21 al 24 de febrero del 2019 a fin de buscar prevenir abusos a menores.

Estamos muy agradecidos por estos esfuerzos que se están realizando, esfuerzos, por un lado reaccionarios después de que han pasado las tragedias tristemente, pero, también, esfuerzos preventivos para que ya no sucedan más, y que ya ningún niño o niña sea abusado y menos de un miembro eclesial o religioso.