Objetivo General

La intención del taller de lectura en torno a la introducción a la  Filosofía de la Voluntad, obra maestra de la propuesta filosófica de Arthur Schopenhauer, planteada fundamentalmente en dos grandes obras como lo son su tesis doctoral titulada De la cuádruple raíz del principio de razón suficiente (1813) y su obra capital El mundo como voluntad y representación (1818-1844) en las cuales se encuentra planteado el sistema integro de la Filosofía de la Voluntad descrita como un Idealismo Trascendental de carácter fenomenológico.

El Diplomado tiene como objetivo realizar una presentación comentada de los principales aspectos teóricos que constituyen la estructura de esta obra.

  1. a) Estructura del texto;
  2. b) División de cada uno de los apartados;
  3. c) Exposición de las principales tesis;
  4. d) Análisis de las ideas y conceptos clave.

Todo esto teniendo como finalidad una comprensión analítica y crítica que nos acerque a la asimilación de uno de los sistemas filosóficos más importantes de la filosofía occidental.

Presentación general del curso

La obra de Arthur Schopenhauer es la manifiesta expresión de una única intuición que se desborda de igual forma a lo largo de todos sus escritos, la intuición de la voluntad. Schopenhauer ha sido llamado el autor de un único libro redactado varias veces: El mundo como Voluntad y Representación.

Su obra capital es una especie de espiral que recorre cuatro momentos fundamentales: el primero de ellos, el momento de la pura teoría (el mundo como representación); el segundo, el momento de la aparición de la Voluntad (Metafísica de la Naturaleza); el tercero, el momento de la manifestación de la representación mayor que se transforma en Idea (Metafísica de lo Bello); y finalmente, en un momento de reconocimiento, el momento en que la voluntad se vuelve sobre sí para comprenderse (Fenomenología de la vida ética). Una Weltanschauung, o visión del mundo, que no permite que su interpretación se cierre en sí misma sino que es una invitación a desbordar la visión de la Voluntad a través de la Representación.

La obra de Arthur Schopenhauer es la puesta en escena de un único pensamiento en el que debe encontrarse la manifestación de cuatro rostros de la expresión de la voluntad: una teoría del conocimiento, cuya función consiste en ser una propedéutica del mecanismo del conocimiento en la intrínseca relación sujeto-objeto; en segundo lugar, una Filosofía de la Naturaleza en el que se describe la manifestación de la voluntad a través de su transfiguración en el mundo; en tercer lugar, una Estética que sea capaz de enunciar la verdad y consecuencia de la Naturaleza como expresión de la voluntad, un apartado dedicado ampliamente a la noción de la idea platónica y su relación con la obra de arte; y por último, una Ética en el que el principal objetivo consista en describir una filosofía práctica que diseñe el camino de la afirmación y negación de la voluntad de vivir a través del autoconocimiento, una filosofía que en lugar de describir pletóricas regiones del deber ser permita interpretar y explicar lo que hay, es decir, aquello que a nivel de los sentimientos se refleja de forma abstracta a través de la razón.

La obra de este filósofo queda inscrita en una metodología de lectura que el propio autor nos sugiere para obtener una mejor comprensión de su propuesta. Cabe recordar que el propio Schopenhauer hace descansar su obra en el legado filosófico de tres grandes escuelas del pensamiento: la filosofía de Kant, la escuela del divino Platón y el beneficio de los Veda.

El conocimiento de la obra de Kant, nos dice Schopenhauer, trae consigo a la experiencia del lector una especie de renacimiento espiritual, un renacimiento que nos permite escapar de un ingenuo realismo; la enseñanza de la doctrina de la ideas y la plenitud de su manifestación en el mundo, es la influencia directa de la filosofía de Platón; y en tercer lugar, la lectura de los Veda, en íntima relación con los Upanisad (el conjunto de textos sagrados hindú cuyo sentido etimológico significa sentarse a los pies del maestro para recibir la doctrina secreta[1]), los Veda son el conjunto de textos antiguos redactados en sánscrito en los que nuestro autor encuentra una gran semejanza a la postulación y consecuencias de su propia filosofía.

Por lo tanto, asumiendo de antemano este preámbulo intelectual, Schopenhauer nos invita a comenzar la lectura de su obra a través de las páginas de su tesis doctoral Sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente (1813), cuyo principal objetivo consiste en hacer una exposición crítica del idealismo trascendental de Kant; después le sigue el famoso Apéndice a la primera edición de su obra capital titulado Critica a la filosofía kantiana, un verdadero legado filosófico que se nos muestra bajo el rostro de una apología para transformarse poco a poco en una de las más radicales críticas al genio de Kant, no obstante podemos vislumbrar a través de todas sus páginas un profundo respeto: en la obra de un genio es mucho más fácil constatar las faltas y los errores que dar un desarrollo claro y cabal de su valor… el sello que el genio imprime a sus obras es su insondable e inagotable excelencia. Mientras se sigue la lectura del primer capítulo del Mundo como Voluntad y Representación[2], es conveniente escudriñar

Sobre la visión y los colores (1816) en el que se encontrarán elementos fundamentales que describen el rigor de la teoría de la representación que se deja traslucir en la filosofía de nuestro autor; después, mientras se sigue la lectura de los suplementos de los libros en la segunda edición, especialmente con el segundo libro, es conveniente contrastarlo con los famosos apuntes titulados Sobre la voluntad en la naturaleza (1836); mientras que por otra parte, cuando nos enfrentamos a la lectura de los suplementos a la cuarta parte de su obra capital, se encuentra una íntima relación con los dos extensos artículos llevados a concurso compendiados bajo el titulo Sobre los dos problemas fundamentales de la ética (1841) siendo estos una guía suficiente para adentrarnos en las entrañas de las consecuencias éticas de los planteamientos filosóficos de la Voluntad. A todo esto le acompañan una serie de escritos reunidos bajo el nombre de Parerga y paralipómena (1851), que muy bien podrían ser traducidos como Adiciones y suplementos. En estos escritos tardíos se reúnen una gran cantidad de textos de los más variados temas que van desde Fragmentos para la historia de la filosofía hasta los famosos Aforismos sobre el arte de saber vivir. Finalmente, cabe mencionar la importancia de la consulta de las Lecciones filosóficas o Fragmentos póstumos, que en palabras de los especialistas, la lectura de estos últimos escritos consisten en ser una visión complementaria a la obra en conjunto: asomarnos a ellos es tanto como echar un vistazo al taller del artesano mucho antes de que los productos acaben expuestos en el escaparate un poco en torno al ensayo

Aunque a primera vista parece un tanto caótica la interrelación de los escritos de Schopenhauer, la propuesta abiertamente epistemológica del autor queda enmarcada en la transición de los escritos que van desde su tesis doctoral Sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente, publicado en 1813, hasta llegar a la publicación de su obra capital El mundo como voluntad y representación, en las diferentes ediciones que ésta tuvo en el lapso de los años 1819 a 1844, pasando a través del apéndice añadido a la primera edición de su obra capital que lleva el título Crítica de la filosofía kantiana. En la relación que guardan estos tres escritos se descubren los elementos que identifican la influencia de Kant en la obra de Schopenhauer, así como la profunda y sutil distinción de la concepción de la llamada filosofía trascendental en la que ambos autores hacen descansar su pensamiento.

La filosofía de Arthur Schopenhauer surge del rasgo más característico y conocido de la reflexión intelectual: el asombro. De tal forma que intentar articular la gran diversidad temática a través de la obra del autor y comprender la relación interna de su visión del mundo, debe estar precedida por todas las consecuencias de la pregunta por la experiencia del asombro: El asombro schopenhaueriano se refiere a un objeto muy preciso, el dominio de fa causalidad

Planteamiento general del curso por Módulos

Se conforma de dos cursos:

  • Los orígenes de la filosofía de la voluntad: Teoría general de los objetos de representación
  • Introducción general a la obra del Mundo como Voluntad y Representación

Calendario

Módulo 1 Septiembre- Noviembre 2018 08 de septiembre

22 de septiembre

29 de septiembre

06 de octubre

13 de octubre

20 de octubre

27 de octubre

03 de noviembre

10 de noviembre

17 de noviembre

24 de noviembre

Módulo 2 Febrero-Mayo 2019

Informes:

Teléfono: (33) 36 31 09 34 ext. 1102
Correo: difusion@if.edu.mx
Whatsapp: 3322563078
Skype: institutodefilosofia_ac

 

[1] Con respecto a la descripción de la terminología del término Upanisad, resulta conveniente confrontar las extensos comentarios que Roberto R. Aramayo adjunta a la traducción de la obra principal de Arthur Schopenhauer.

[2] Debe tomarse en cuenta el antecedente de que los cuatro libros en que está redactado dicho escrito consiste en la transcripción de los apuntes llevados a cabo durante el periodo de 1814 a 1819, mientras que los suplementos y añadidos a estos cuatro libros fueron escritos que aparecieron hasta 1844 y 1859.